RSS

Fobos-Grunt cayó por una actividad solar anormal

27 Ene

La caída de la sonda espacial rusa Fobos-Grunt fue provocada por una tormenta solar y no por radares estadounidenses. A tal conclusión ha llegado la comisión especial rusa encargada de investigar todas las circunstancias de la desviación del aparato y de la tercera etapa del cohete portador.

La comisión relacionó el lanzamiento realizado el 9 de noviembre pasado con la tormenta solar del día 4 de ese mes, cuyas consecuencias registraron distintos observatorios y estaciones meteorológicas terrestres durante varias semanas. Este fenómeno estuvo acompañado por una potente expulsión de plasma procedente de la corona solar. Su masa total llegaba a mil millones de toneladas, según las mediciones de los físicos del equipo.

“Así, no se excluye que el aparato espacial ruso se viera, por una casualidad trágica, en medio de una nube de plasma”, comunicó uno de los científicos, citado por la agencia de noticias Interfax. Si Fobos-Grunt hubiera sido lanzado después del 9 de noviembre, hoy estaría en su camino hacia el Planeta Rojo”. Esta es la versión principal de la comisión, afirmó, mientras que la de un probable impacto del radar ubicado en las islas de Marshall no se confirmó.

No obstante hemos podido saber que EEUU rehusó participar en un experimento que Rusia organizó para esclarecer la fallida misión de su sonda interplanetaria Fobos-Grunt, según comunicó hoy Anatoli Shílov, subdirector de la agencia espacial rusa Roskosmos.

“Roskosmos envió a los estadounidenses una propuesta oficial para que participaran en la investigación pero se negaron”, afirmó Shílov.

Por otro lado, el subdirector de Roskosmos dijo que la comisión encargada de esclarecer el caso de Fobos-Grunt ya concluyó su labor pero se negó a ofrecer más detalles. Tampoco reveló los resultados de un experimento que se llevó a cabo en estaciones terrestres para comprobar la hipótesis sobre el posible efecto del radar estadounidense. En dicho experimento equipos similares a los de  Fobos-Grunt serían sometidos a emanaciones de magnitud equivalente a las que habrían podido generar radares estadounidenses para comprobar sus efectos.

Recordemos que el aparato interplanetario fue lanzado desde el cosmódromo de Baikonur (en Kazajistán) para tomar muestras de la superficie de un satélite marciano. La primera etapa del vuelo transcurrió sin contratiempos pero luego la sonda no alcanzó la órbita necesaria para la futura misión a causa de un fallo técnico. La sonda se quemó en las capas superiores de la atmósfera, tras lo cual sus fragmentos se precipitaron al océano Pacífico el pasado 15 de enero.

Según todas las expectativas, el informe oficial será presentado el próximo domingo al jefe de la agencia espacial rusa, Vladímir Popovkin, y se hará público la semana que viene.

 
Deja un comentario

Publicado por en 27/01/2012 en Cosmonautica rusa, Noticias

 

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: