RSS

El asteroide Vesta, ‘a vista de pájaro’

23 Dic

Científicos que trabajan con la sonda espacial Dawn, han publicado las primeras imágenes de la superficie del asteroide Vesta tomadas desde una órbita baja, es decir, más cerca que nunca.
Las imágenes fueron transmitidas a la Tierra a mediados de diciembre, pero el procesamiento de los datos se prolongó por espacio de una semana. Las fotografías serán utilizadas para componer un mapa de Vesta en alta resolución.

Las nuevas fotografías ponen de relieve numerosos cráteres que son producto de objetos celestes, tales como meteoritos, que impactaron contra la superficie del asteroide. Gracias a estas imágenes, los académicos pudieron observar variados montículos y cráteres incrustados en la zona del ecuador del cuerpo celeste.

La sonda Dawn, que alcanzó una órbita baja de Vesta, a una altura de 210 kilómetros, a mediados de diciembre, está programada para captar datos durante diez semanas. Se espera que la sonda aporte la información sobre la composición de la superficie del cuerpo celeste con la ayuda de métodos de la espectroscopia, y que ayude a evaluar la masa de Vesta basándose en los parámetros de su campo gravitatorio.

El ingenio cósmico, lanzado al espacio en septiembre de 2007, se convirtió en julio en el primer satélite artificial en alcanzar el cinturón principal de asteroides entre Marte y Júpiter, entrando en la órbita de uno de los cuerpo celestes que lo integran, uno de los últimos mundos en el sistema solar poco estudiados por la ciencia.

La sonda ya ha aportado datos valiosos sobre el objeto cósmico, una “ventana a los orígenes del Sistema Solar”, como llaman los astrónomos a los asteroides desde hace décadas. Así se reveló que Vesta posee una estructura interna inusual, diferenciada en capas, con un núcleo de hierro-níquel y un manto rico en olivino-, lo que permite considerarla como un eslabón entre un asteroide y un protoplaneta.

Haz click para ampliar

Los científicos incluso examinan la posibilidad de calificar a Vesta como “planeta enano”, porque, como ya comentaron anteriormente los expertos del proyecto de la Dawn, Vesta -a diferencia de la mayoría de los asteroides- no sólo es mucho más grande, sino que además es un objeto evolucionado.

Después de recabar información sobre Vesta, Dawn se dirigirá al planeta enano Ceres (que también se encuentra en el cinturón principal de asteroides), que alcanzará en febrero de 2015. La sonda se convertirá en el primer ingenio cósmico que, tras estudiar un cuerpo celeste, abandona su órbita y continúe su funcionamiento con la exploración de otro objeto espacial.

 
Deja un comentario

Publicado por en 23/12/2011 en Astronomia, Noticias

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: