RSS

¿Esta en entredicho las misiones espaciales de larga duración?

15 Nov

Como todos ya sabéis la sonda Fobos-Grunt, lanzada el pasado 8 de noviembre rumbo a Marte para explorar el satélite Fobos, falló. Los expertos no quieren dramatizar la situación pero indican que las causas de lo ocurrido son más graves que unos simples fallos técnicos. Ahora las investigaciones rusas del espacio dependen de cómo la Agencia Espacial de Rusia (Roskosmos) solucione el asunto de la Fobos.

Dan por perdida a la Fobos-Grunt

Sala de Control de la misión en plena ebullicion

Tras varios intentos fallidos de ponerse en contacto con la sonda espacial Fobos-Grunt, los especialistas de Roskosmos siguen tratando de obtener al menos algunos datos aunque ya no puedan recuperar el control de la sonda. Es muy importante saber qué ocurría a bordo de la estación cuando, estando fuera de la zona de visibilidad de los puestos de control, tenía que poner en marcha el motor y tomar su trayectoria hacia Marte, lo cual no sucedió.

Los comentarios confusos de la noche del 9 de noviembre, como “los resultados de las sesiones de comunicación se desconocen por el momento”, ahora son más claros y más pesimistas: “Imposible establecer comunicación con el satélite, no existen datos telemétricos”.

Parece que el intento de ponerse en contacto con la sonda desde el Centro Espacial Europeo en Kourou (Guayana francesa) también fracasó. No se ha podido obtener datos de telemetría de la Fobos.

“En mi opinión la Fobos-Grunt está perdida. Las probabilidades de que sea así son muy altas”, confesó el general Vladimir Uvárov, ex responsable de asuntos espaciales de las Fuerzas Armadas de Rusia en una entrevista al periódico ruso Rossiyskaya gazeta.

Falta de comunicación

La Fobos-Grunt está en la órbita amarilla, cuando tenía que haber pasado a la azul y luego emprender viaje a Marte siguiendo la trayectoria que sale por arriba a la derecha

Sería un error reducir el fracaso de la Fobos-Grunt a los inevitables fallos de los equipos técnicos. El problema es global y tiene que ver con la mala gestión del sector aeroespacial que se registra en los últimos años sin estar relacionada directamente con la seguridad técnica.

“Resulta que sacamos la sonda a la órbita terrestre baja pero no somos capaces de mantener comunicación con ella. La estación realiza 16 virajes a las 24 horas y se lleva a cabo sólo una sesión de comunicación en todas estas horas”, explicó el experto independiente, Vadim  Lukashévich.

Según él, si Rusia pretende seguir organizando misiones al espacio, primero debería colocar en la órbita geoestacionaria varios satélites de comunicación, “por lo menos, dos o tres”. El fracaso de la anterior misión rusa a Marte en 1996 se produjo precisamente porque la sonda Mars-96 se perdió estando fuera de la zona de visibilidad de los puntos de control terrestres.

Además, Lukashévich considera imprescindible renovar los equipos de la flota espacial para efectuar misiones interplanetarias. “China dispone ahora mismo de tres o cuatro sistemas de comunicación de a bordo. Nosotros no tenemos ninguno que funcione”, señaló el experto.

Volver a empezar

El lanzamiento fallido de la Fobos-Grunt asestó un fuerte golpe al prestigio del sector aeroespacial ruso. Rápidamente se oyeron protestas contra los proyectos ambiciosos en favor de las tareas más simples.

Vadim Lukashévich

“No debemos bajar el nivel, hay que superar el síndrome del perdedor. Nos enfrentamos con un problema muy grave, gastamos 5 mil millones de rublos (unos 163,5 millones de dólares) y tenemos que conseguir nuestro objetivo. Así se ha consolidado nuestra nueva escuela, distinta de la soviética, aunque ahora veamos  malos resultados”, responde a los más pesimistas Vadim Lukashévich.

Según el experto, el mayor gasto del proyecto de la Fobos-Grunt fue el gasto para la investigación y desarrollo, ya que el coste de la sonda en sí no supera mil millones de rublos (unos 33 millones de dólares). Las investigaciones científicas y el desarrollo de la ingeniería ya están hechas, por lo tanto una sonda igual costará a la industria espacial rusa mucho menos que la perdida.

Se podrá invertir en pruebas de los equipos y sistemas de la estación en la tierra. “Al fin y al cabo se trata de repetir la misma misión con los mismos objetivos habiendo corregido los defectos anteriores”, afirma Lukashévich.

Pruebas insuficientes

¿Se hicieron pruebas suficientes?

El desarrollo de los proyectos espaciales puso de manifiesto que los equipos rusos son menos seguros que los occidentales. Tras conseguir el éxito en las misiones a Luna y a Venus, las estaciones soviéticas fracasaban una y otra vez en los vuelos de distancia más larga. Pero no se trata de la degradación de los equipos durante el viaje sino de los defectos en el software o fallos técnicos.

Los expertos aseguran que ambas cosas  pueden ser consecuencia de la falta de  pruebas en tierra. Vadim Lukashévich recuerda que el lanzamiento de la Fobos-Grunt previsto para 2009 fue aplazado para 2011 porque los especialistas de la Academia rusa de Ciencias descubrieron falta de preparación de la sonda. Estos dos años se podían haber destinado a intensificar las pruebas de lanzamiento con una maqueta a escala real de la sonda, cosa que no se hizo.

Teniendo en cuenta que el 90% de los sistemas de la estación Fobos-Grunt son nuevos (así lo declaró en la reciente reunión de la cámara baja del parlamento ruso el jefe de Roskosmos Vladimir Popovkin), las pruebas previas al lanzamiento con una maqueta a escala real habrían sido muy útiles.
“Se podía haber comprado un cohete portador Zenit, instalar en él el motor y lanzarlo antes de efectuar el lanzamiento real. Pero no se hizo”, señala Lukashévich.

El espacio significa Fobos

Jefe de Roscosmos, Vladímir Popovkin

Jefe de Roskosmos, Vladímir Popovkin

Hace poco Vladimir Popovkin declaró que las misiones no tripuladas al espacio es la prioridad número uno de Roskosmos. En este contexto el fracaso de la Fobos-Grunt difícilmente puede ser considerado una casualidad.

Tras la avería del Mars-96, ésta ha sido la primera tentativa de Rusia en los últimos 15 años de lanzar una estación de investigación científica fuera de la órbita terrestre. Y será la única ya que el lanzamiento del Luna-Glob con una misión a la Luna previsto para 2015 seguramente será aplazado debido a lo ocurrido con la sonda Fobos-Grunt.

Si en los próximos días no ocurre el milagro y no se recupera el control de la estación averiada, el nuevo lanzamiento de la Fobos Grunt será la única posibilidad de seguir con las investigaciones.

Antes de repetir la misión habrá que detectar y corregir los errores. Pero no sólo eso. Habrá que reorganizar el sector aeroespacial nacional ya que su mala gestión provoca demasiados fallos técnicos.

 

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: