RSS

Rusia anuncia: Proxima parada, Marte

09 Nov

Por primera vez en los últimos 15 años, Rusia ha vuelto a lanzar una sonda espacial para explorar uno de los dos satélites de Marte. A las 20:16 UTC del 8 de noviembre a bordo de un cohete Zenit-2SB (Zenit-2M/Zenit-2SB41.1) desde la rampa PU-1 del Área 45 del cosmódromo de Baikonur (NIIP-5/GIK-5), el ingenio ruso partía hacia el cosmos.

Un viaje de unos 330 millones de kilómetros de largo, que durará cerca de tres años, permitirá traer a la Tierra unos 200 gramos de materia extraterrestre. Estas muestras del suelo de Fobos, uno de los satélites naturales del Planeta Rojo, aportarán información hasta el momento inalcanzable sobre los orígenes del espacio cósmico.

La misión con mucho “suelo”

La sonda se llama Fobos-Grunt, (Фобос-Грунт) que viene de la palabra rusa ‘grunt‘, que significa ‘suelo’ o ‘tierra’. El nombre se debe a que está destinada a recoger muestras de la superficie del satélite del Planeta Rojo para traerlas a la Tierra.

Si la misión en Fobos resulta exitosa, su suelo será analizado en laboratorios terrestres, mientras que el mismo Fobos, Marte y lo que hay entre ellos será estudiado a distancia. De esta manera, como parte de este proyecto internacional se podrán conocer más pistas sobre el origen del Sistema Solar y en general del Universo.

El aterrizaje del módulo de descenso de Fobos-Grunt se preve ocurra cerca del Valle Lagado, que al igual que la mayoría de los lugares del satélite tiene nombres sacados de la principal obra del escritor británico Jonathan Swift, “Los viajes de Gulliver”.

Fobos-Grunt

Un satélite con respuestas

Fobos es la más cercana luna del Planeta Rojo, está ubicada a una distancia de casi 10.000 kilómetros de Marte. El satélite marciano más alejado se llama Deimos. Algunos científicos sostienen que dentro de varios millones de años, Fobos podría caer a Marte, creando un cráter de cientos de kilómetros de diámetro.

Zona de aterrizaje de la Fobos-Grunt

La investigación de Fobos aportará  información clave sobre la materia inicial del sistema solar y ayudará a explicar el origen de ambos satelites, así como de otros astros que orbitan alrededor de los demás Planetas del Sistema Solar, explicó el director del Instituto de Investigaciones Cósmicas de Rusia, el académico Lev Zelioni.

En particular, el proyecto espera obtener respuestas sobre la composición de Fobos y si esta corresponde a la de Marte, lo que aclarará se formó naturalmente o se trata de un asteroide capturado por el campo gravitatorio del Planeta Rojo.

Otro objetivo de la misión es saber si hay material orgánico en Fobos y de qué tipo es.

Un gran aporte a la ciencia

Una de las metas más importantes de la misión es el llamado ‘Experimento vivo interplanetario en vuelo’ (LIFE, por sus siglas en inglés), concebido para probar si ciertos organismos vivos, como bacterias y larvas de insectos pueden sobrevivir a un largo viaje cósmico.

El artefacto cósmico lleva a bordo más de 20 dispositivos para analizar el ambiente extraterrestre. En la órbita de Marte se desacoplará  el microsatélite chino YH-1, que realizará un experimento de radiosondeo de la atmósfera del planeta. Además de China, el proyecto cuenta con la colaboración de Alemania, Italia, Francia, Ucrania, Suecia, Suiza y Polonia, que construyeron algunos de los equipos científicos.

Incluso, aficionados a la astronomía de todo el mundo podrán colaborar con el proyecto, al observar la sonda después de su lanzamiento para monitorear el correcto funcionamiento de sus motores.

La construcción de la sonda

La estación interplanetaria automática Fobos-Grunt está integrada por un módulo propulsor, una parte motriz con una frenos y un complejo para tomar muestras, así como otra con retropropulsores y un módulo de descenso. Además, el vehículo lleva un microsatélite chino.

Los propulsores servirán para trasladar el aparato de la órbita terrestre a la de Marte y para corregir en tres ocasiones el rumbo. La sonda tardará unos 300 días para llegar al Planeta Rojo.

Para recoger las muestras de la superficie, el vehículo está equipado con dos manipuladores y a través de baterías solares se suministrará energía.

Al retornar a la Tierra, se quedará una estación en la superficie de Fobos que seguirá recogiendo datos de las condiciones climatológicas en el satélite y el espacio cercano a Marte.

Instrumental científico

La misión tiene alrededor de 20 instrumentos científicos que pesan un total de 50 kg. La lista del instrumental es:

Instrumentos de la Fobos-Grunt

* Instrumentos ópticos: la sonda lleva dos pares de cámaras, a cada lado del aterrizador, capaces de tomar imágenes estereográficas.
o Cámaras de gran angular (ShTK): se usarán para estudiar la superficie de Fobos, determinar la altura, seleccionar el lugar de descenso y tomar imágenes durante el mismo. A una altura de 1 km podrán obtener imágenes con una resolución de 0,4 m, momento en el que la sonda, de forma automática, escogerá el lugar de aterrizaje (se optará por la zona que presente menores contrastes, señal de que se trata de una zona poco accidentada). El proceso se repetirá hasta unos 15 metros de altura, momento en el que se procederá a la maniobra final de aterrizaje. Una vez la sonda haya aterrizado se podrán obtener imágenes del entorno con una resolución de 1 mm
o Cámaras de pequeño angular (UTK): se usarán para fotografiar Fobos con alta resolución (a 30 km la resolución será de 0,5 m/píxel).
o Espectrómetro Fourier: análisis de los componentes menores de la atmósfera marciana.

* Estructura y composición de Fobos:
o Paquete de análisis de gases: desarrollado conjuntamente entre el CNES francés y el IKI ruso. Su principal objetivo es el análisis molecular de la superficie de Fobos. Cuenta con varios instrumentos.
+ Analizador termodiferencial
+ Cromatógrafo de gases: analizará los gases a partir de su conductividad térmica. Se trata de una adaptación del instrumento que ha desarrollado el CNES para la Mars Science Laboratory de la NASA.
+ Espectrómetro láser de diodo sintonizable: intentará detectar la presencia de moléculas de agua, dióxido de carbono y metano.
+ Espectrómetro de masas: combinado con el cromatógrafo de gases, permitirá determinar las moléculas detectadas.
o Espectrómetro Mossbauer: búsqueda de hierro en la superficie de Fobos. Versión mejorada del MIMOS II que llevan los todoterrenos Spirit y Opportunity.
o Espectómetro de neutrones (NS HEND): basado en el HEND, llevado por la Mars Odyssey.
o Espectómetro de rayos gamma: completa el NS HEND.
o Espectrómetro infrarrojo: dedicado al estudio mineralógico.
o Espectrómetro láser: dedicado al estudio mineralógico.
o Espectómetro de masas de iones secundarios: dedicado al estudio mineralógico.
o Radar de onda larga: estudio de la estructura interior de Fobos y características eléctricas del mismo.
o Sismómetro: estudio del interior de Fobos y gravimetría.
o Sonda térmica: determinación de las características térmicas del regolito.
o Brazo robótico: brazo para la recogida de muestras. Lleva, además, una microcámara y otros instrumentos.
o Sistema de recogida de muestras:

* Plasma y campo magnético
o Espectómetro de electrones:
o Espectómetro de iones:
o Magnetómetro:

* Mecánica celeste
o Sensores solares: la sonda lleva dos, ubicados en la etapa de regreso, junto a la cápsula con las muestras. Se usarán para mantener los paneles solares orientados hacia nuestra estrella.
o Sensores estelares (BOKZ-MF): la sonda lleva dos, situados en la etapa de crucero. Se usarán, además de para la navegación de la sonda, para el estudio de la libración de Phobos.
o Oscilador ultraestable: experimento de mecánica celeste.

* Polvo
o Contador de polvo: estudio del polvo en torno a Marte y en las proximidades y órbita de Fobos.
o Detector de micrometeoritos: monitoreo de micrometeoritos.

* Biología
o LIFE (Living Interplanetary Flight Experiment): experimento de la Sociedad Planetaria que consiste en enviar junto a la sonda pequeñas muestras de microorganismos. Estarán representadas las arqueas, las bacterias y células eucariotass. Al regreso de la Fobos-Grunt se comprobará cómo les ha afectado el viaje interplanetario. Uno de los objetivos del experimentos es determinar si es posible que la vida, usando meteoritos como vehículo, viaje de un planeta a otro

¡Hasta Fobos… y más alla!

La Unión Soviética fue el primer país que logró posar un aparato, el Mars-3, en suelo marciano el 2 de septiembre de 1971. Desde entonces, 20 aparatos interplanetarios soviéticos y rusos en total han sido lanzados hacia el sistema del Planeta Rojo. Ahora, apoyado en el legado de estos logros de la cosmonáutica soviética, al igual que en las tecnologías más avanzadas, Fobos-Grunt inicia una nueva etapa en la exploración espacial rusa.

Se espera que el proyecto, que costó alrededor de 5.000 millones de rublos (cerca de 170 millones de dólares), demuestre la efectividad de las tecnologías utilizadas en su desarrollo. En el futuro, estas soluciones tecnológicas podrían utilizarse en la exploración de otros planetas del sistema solar.

En particular, Fobos-Grunt servirá para crear las estaciones planetarias Luna-Glob, Venera-D, Mars-NET, Apófis-P, Apófis-Grunt.

 

Etiquetas: , , , , ,

Una respuesta a “Rusia anuncia: Proxima parada, Marte

  1. Gustavo F. Paredes

    09/11/2011 at 4:37 am

    Que tecnología !!!!.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: